10.01.2017 8:28:00 AM
¿Por qué es importante la terapia psicológica durante el embarazo?
Fuente: noticiassin.com
REDACCIÓN INTERNACIONAL..- - Las personas frecuentemente consideran ir a terapia antes de hacer una transición de vida importante, como casarse o cambiar de carrera. Pero cuando se trata de un cambio monumental en la vida, como es la paternidad, pensar en ir al psicólogo no es tan común.

A las mujeres se les aconseja que hagan ejercicio y cuiden su alimentación durante el embarazo pero no siempre se aconseja la psicoterapia como una parte importante de su régimen de atención prenatal. Sin embargo, según muchos expertos puede ser crítico para el bienestar de la madre y el bebé, tanto durante como después del embarazo.

Para muchas personas, el embarazo es ese momento feliz lleno de emoción y ansiedad. Así y todo, los trastornos mentales de salud mental como la depresión y la ansiedad repercuten entre el 15 y el 20 por ciento de las mujeres durante el embarazo y el período postparto.

“La maternidad es un cambio de identidad”, opinó Jessica Zucker, psicóloga clínica estadounidense que se especializa en salud reproductiva y mental de las mujeres. Ella explicó que cuando una mujer pasa por estas transiciones importantes de la vida, como casarse, experimentar una muerte en la familia o tener un bebé, tienden a resurgir un montón de sentimientos complejos. Y mientras que la anticipación del nacimiento de un niño a menudo provoca emociones positivas, también puede hacer que una mujer se sienta ambivalente. Puede dividirse entre querer tener su hijo y sentirse como si estuviera perdiendo su identidad independiente. También pueden surgir preocupaciones por el impacto que tendrá la maternidad en su matrimonio, sus finanzas y sus amistades.

“La psicoterapia puede ayudar a las madres expectantes a mitigar algo de este estrés y expresar sus preocupaciones o ansiedades acerca de convertirse en una progenitora”, indicó Ramani Durvasula, profesora de psicología en la Universidad de California. Además, puede proveer un espacio sin prejuicios y de apoyo donde las nuevas mamás pueden hablar abiertamente sobre temas prohibidos, como el miedo y el arrepentimiento.

Los estudios han demostrado que cuando las mujeres embarazadas experimentan estrés, ansiedad y depresión, las afecta tanto a ellas, como al bebé en desarrollo. Según March of Dimes, una organización sin fines de lucro fundada por Franklin D. Roosevelt originalmente para combatir la polio, la exposición prolongada a altos niveles de estrés puede causar problemas de salud, como presión arterial alta o enfermedades del corazón, y puede aumentar las posibilidades de tener un bebé prematuro.

Pero en muchos casos, el estigma asociado con la salud mental materna evita que las mujeres embarazadas busquen hacer terapia por la vergüenza de pensar que “se supone que ‘es el momento más feliz de tu vida’, porque se supone que sólo se va si algo realmente malo sucede”, dijo Zucker.

De acuerdo con la profesora asociada de psiquiatría y obstetricia de la Universidad de Columbia, Catherine Monk, debería introducirse la terapia como parte de la atención preventiva de rutina a nivel universal para contrarrestar ese estigma. Su recomendación se basa en la investigación que ella y sus colegas han hecho sobre los efectos de la depresión en las mujeres y sus fetos.

Los resultados sugieren que, de hecho, hay una tercera vía por la cual el riesgo de enfermedad mental se “contagia” en las familias. “No se trata sólo de genes compartidos o de cómo se crían los niños en su entorno, sino de cómo se siente la mujer durante el embarazo”, resaltó.

Para entender mejor estas conexiones, los investigadores analizaron a mujeres embarazadas en laboratorios donde aplicaban “factores de estrés” leves -como hacer tareas de matemáticas durante cinco minutos- mientras controlaban su presión arterial y su frecuencia cardíaca.

Descubrieron que los fetos de las mujeres que vivían en ciudades de alto estrés, como Nueva York o Washington, mostraron un aumento de la frecuencia cardíaca cuando sus madres estaban pasando por el desafío, en contraposición a aquellos fetos cuyas madres vivían en ciudades menos estresantes. Monk explicó que cuando el ritmo cardíaco de la madre y la presión arterial cambian en respuesta al estrés, eso actúa como un estímulo para el feto. “Como si estuvieras sentado en alguna parte y alguien abriera la puerta muy repentinamente. Indudablemente tendrías una reacción a eso”, dijo.

En otro estudio, se reunieron datos de 61 mujeres embarazadas, entre los 18 y 45 años, y se les pidió que llenaran cuestionarios de humor y dieran muestras diarias de su saliva para determinar los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

En el seguimiento de los efectos de la angustia materna en el feto, los investigadores encontraron que durante el embarazo, incluso las experiencias de vida relativamente comunes como sentirse incapaz de “controlar las cosas importantes en la vida” y “hacer frente a todas las cosas que tengo que hacer” se asocian con alteraciones del funcionamiento del ADN en la placenta, que pueden afectar el desarrollo fetal. “La gestión del estrés de la vida puede ser una estrategia de intervención eficaz”, concluyeron los investigadores en su artículo.

Monk se apresuró a señalar que la angustia está siempre ocurriendo en un nivel psicológico y físico, son una misma cosa. “Podríamos agregar una atención de salud mental a la atención prenatal de rutina”, dice. “Comencemos antes en el embarazo para prevenir estas depresiones y ayudar a las mujeres a estar física, mental y emocionalmente tan saludables como sea posible”.

Los expertos coincidieron en que la terapia puede ser una forma eficaz para ayudar a controlar la salud mental de una mujer, observar cambios en su estado de ánimo y ansiedad y asegurar que reciba apoyo adicional según sea necesario, tanto durante el embarazo como después del parto.

“Hay pocas veces en la vida donde la psicoterapia es más útil que durante el embarazo”, dijo Durvasula, quien lo recomendó como parte del cuidado prenatal estándar, junto con el ejercicio y la nutrición. Este tipo de atención preventiva de salud mental durante el embarazo puede beneficiar a las madres embarazadas, todas ellas al borde de una enorme transición vital.

“Concibo al embarazo como una época naciente donde estás logrando que algo misteriosamente crezca en tu cuerpo”, agregó Zucker. “Y exactamente porque te estás embarcando en la creación de una parte de la próxima generación, es un momento oportuno para mirar hacia atrás en tu propia historia”.
San Francisco de Macorís, R.D.
809-588-3703 * 809-666-6109
ElPituco.com@gmail.com
Copyright © 2013-2017. ElPituco.com - Todos los Derechos Reservados.
Powered by: RYGOGRE GROUP - Only Solutions!!!
Añadir Comentario
Nombre
Email
Comentario
Todos los comentarios estan sujeto a un proceso de verificación.
Nos reservamos el derecho de publicarlo.
Enviar a un amigo
Nombre de quien envia
Email de quien envia
Email a quien desea enviar
Comentario